viejas nebulosas

Disidentes

Los abruptos pueden ser violentos tozudos y hasta sectarios pero los exabruptos son siempre resentidos. M. Benedetti

El buen momento

Aquel momento que flotanos toca con su misterio.Tendremos siempre el presenteroto por aquel momento. Toca la vida sus palmasy tañe sus instrumentos.Acaso encienda su músicasólo para que olvidemos. Pero hay cosas que no muereny otras que nunca vivieron.Y las hay que llenan todonuestro universo. Y no es posible librarsede su… Leer más »El buen momento

Trascurrir

“Y entretanto la vida se me va entre números y cuentas, documentos internos y disquetes de ordenador, y resulta difícil recordar que mi cerebro no está hecho de chips, que soy humana. Aunque cada día se me note menos.” Lucía Etxebarria (Amor, curiosidad, prozac y dudas)

Con las piedras, con el viento (hablo de mi reino)

Mi reino vivirá mientrasestén verdes mis recuerdos.Cómo se pueden venirnuestras murallas al suelo.Cómo se puede no hablarde todo aquello.El viento no escucha. Noescuchan las piedras, perohay que hablar, comunicar,con las piedras, con el viento. Hay que no sentirse solo.Compañía presta el eco.El atormentado gritasu amargura en el desierto.Hay que desendemoniarse,liberarse… Leer más »Con las piedras, con el viento (hablo de mi reino)

Hagamos un trato

Compañera usted sabePuede contar conmigono hasta dos o hasta diez sinocontar conmigo Si alguna vez advierteque a los ojos la miroy una veta de amorreconoce en los miosno alerte sus fusilesni piense que deliro A pesar de esa vetade amor desprevenidoUsted sabe que puedecontar conmigo Pero hagamos un tratonada definitivoyo… Leer más »Hagamos un trato

Sin palabras

Quisiera que tú me entendieras a mí sin palabras.Sin palabras hablarte, lo mismo que se habla mi gente.Que tú me entendieras a mí sin palabrascomo entiendo yo al mar o a la brisa enredada en un álamo verde. Me preguntas, amigo, y no sé qué respuesta he de darte,Hace ya… Leer más »Sin palabras

Felicidad

A pesar de sus treinta años, a Berta Young le hubiera gustado correr en vez de andar; o deslizarse por los pisos brillantes de su casa en instantes como este; haciendo pasos de bailarina; hacer rodar un aro; arrojar cualquier cosa al aire para volverla a agarrar, o permanecer quieta… Leer más »Felicidad