Palabras nunca dichas

No sabía decirlas, no podía;
porque jamás las pronunciará antes,
juntas así.
La angustia la mataba,
imposible aguantar aquel anhelo
que era dolor cruel
de tan agudo.
Y las palabras nunca dichas
fueran el único remedio
en aquel trance
que alteraba su cuerpo:
de la piel, hasta lo más profundo.
Con voz rota ella pide:
¡oh tú, por caridad ayúdame
a decirte que… Palabras.

J.A.Goytisolo

4 pensamientos sobre “Palabras nunca dichas”

  1. Querida Marquesa, me cuesta trabajo imaginar la escena de este poema, ¿ querrá el Sr. Goytisolo representar la ansiedad de aquel quiere encontrar las palabras apropiadas a lo que quiere decir?, no sé, querida mía, quizás sea demasiado superficial en la interpretación, estoy seguro que podrá ayudarme, mi Señora.

    Su leal Escudero

    Comentario realizado por Don Casimiro el Martes, 4 Octubre 2005 09:20

  2. No se, Don Casimiro. Para mi es más bien la dificultad de apertura, la dificultad en la comunicación no precisamente por falta de palabras.
    Yo lo veo más como una petición de ayuda lanzada desde la imposibilidad.

    Un placer leerle por la mañana. Buen día Don Casimiro

    Comentario realizado por niebla Martes, 4 Octubre 2005 10:23

  3. Aguda interpretación, querida Marquesa, así cobra mejor sentido para mi, le agradezco su ayuda.

    Querida mía, el placer de leerle por la mañana es mío, por eso lo hago.

    Goce del día querida, la tendré en mi pensamiento.

    Comentario realizado por Don Casimiro el Martes, 4 Octubre 2005 11:59

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *