¿Nos estamos volviendo tontos?

Nuestro mundo, en cambio acelerado y envuelto en un papanatismo galopante, da pie a preguntarse si ejercemos como individuos y como grupo social, todas las posibilidades de la inteligencia humana……………… Hay ocasiones en las que mutilamos, acallamos, guardamos esa facultad para mejor ocasión. La inteligencia, frecuentemente es incomoda, provocativa y parece fuera de lugar. Todo lo cual sin duda, es una muestra de la falta de inteligencia, nunca reconocida, de nuestra orgullosa civilización técnico científica…………………

Hace sol y escucho un apresurado concierto de Beethoven. ¡El aire parece tan transitable, que me extraña no poder volar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *