La cuerda cortada puede volver a anudarse,
vuelve a aguantar, pero
está cortada.

Quizá volvamos a tropezar, pero allí
donde me abandonaste no
volverás a encontrarme.

Bertolt Brech

4 pensamientos sobre “La cuerda cortada”

  1. ¿No aprecia usted, querida Marquesa, un sabor a resentimiento en este poema?.

    Bueno querida, pasaba cerca de aquí y me permití la libertad de entrar en su bella residencia…

    Comentario realizado por Don Casimiro el Martes, 27 Septiembre 2005 12:46

  2. Pues si, Don Casimiro, si lo aprecio.
    Por eso, precisamente por eso, ha sido el texto elegido para este post.
    Hay días malos, hay días resentidos, hay días tristes…..
    Gracias por la visita, y como siempre buen día

    Comentario realizado por niebla Martes, 27 Septiembre 2005 12:55

  3. Estoy seguro, querida Marquesa, que con la riqueza de su corazón será difícil que esos días abunden en su hermosa vida.

    Su leal escudero

    Comentario realizado por Don Casimiro el Martes, 27 Septiembre 2005 13:13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *