Desde el umbral de un sueño

Desde el umbral de un sueño me llamaron…
Era la buena voz, la voz querida.

-Dime: ¿vendrás conmigo a ver el alma?….
Llegó a mi corazón una caricia.

-Contigo siempre….Y avancé en mi sueño
por una larga, escueta galería,
sintiendo el roce de la veste pura
y el palpitar suave de la mano amiga.

Antonio Machado

2 pensamientos sobre “Desde el umbral de un sueño”

  1. Querida Marquesa, no habría mayor placer para mi que escuchar su voz en el umbral de mis sueños. Maravilloso poema escogido, me ha hecho reposar en el silencio.

    De usted, querida mía

    Comentario realizado por Don Casimiro el Lunes, 3 Octubre 2005 18:07

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *